No es noticia que la digitalización se aceleró a raíz de la pandemia. Muchas grandes empresas ya venían recorriendo un proceso de transformación digital de sus operaciones, pero el contexto sumó a pequeñas y medianas empresas a lanzarse al mundo digital para no quedarse atrás.

Actualmente, a raíz de la necesidad de implementar soluciones digitales de manera rápida, las PyMEs son el sector más afectado por los ciberataques. Según un reporte de Fortinet, partner de Sofrecom, los ciberataques aumentaron en un 43% en las pequeñas empresas y un 75% en las medianas empresas.

En el último tiempo, los líderes de PyMES tomaron mayor conciencia de los riesgos que corren al no tener estrategias de ciberseguridad claras. Sin embargo, aunque un 61% de los líderes de PyMES clasifica a la ciberseguridad como una de sus cinco principales responsabilidades laborales, y la mayoría muestra confianza en su política de ciberseguridad actual, todavía siguen implementando características de seguridad que incluyen firewalls de red (71 %) y prevención de pérdida de datos (68 %), osea el nivel mínimo de seguridad que cualquier PyME necesita.

 

El teletrabajo, el incremento de la interacción con los clientes a través de plataformas o el sitio web donde se comparten datos sensibles, el auge de las videollamadas y las distintas apps para realizarlas, son todos factores que deben analizarse e incluirse en la estrategia de ciberseguridad. Incluso hay que considerar las cámaras de vigilancia conectadas a internet!

 

¿Cuáles son los mayores desafíos en ciberseguridad? 

Podemos categorizar los desafíos de ciberseguridad en tres grandes grupos: 

-La expansión de la superficie de ataque. El número de posibles puntos de ataque se incrementa por el aumento del uso de dispositivos móviles, el mayor acceso a la nube pública, la expansión del Internet de las cosas (IoT) y el uso de otras tecnologías impulsadas por la innovación digital. 

-Mayor complejidad en el manejo de la ciberseguridad al coexistir diversos productos de seguridad puntuales y carecer de un manejo integrado. 

– La aparición de amenazas cada vez más sofisticadas.

 

¿Por qué recurrir a servicios de Seguridad Administrada?

Algunos de los principales problemas que enfrentan las Pymes para desarrollar una estrategia de ciberseguridad sólida están relacionados con la falta de experiencia y conocimientos en el tema (37 %), la falta de integración de extremo a extremo (35 %) y la falta de soluciones para detección y prevención de malware y ataques (34 %).

Es por ello que a la hora de proteger toda nuestra operación digital es de suma importancia invertir en soluciones comprobadas y que puedan escalarse fácilmente para adaptarse al crecimiento de la compañía y para ello nada mejor que recurrir a servicios administrados. 

Este tipo de servicios tienen una óptima relación costo – beneficio,  y  permiten,  sin invertir en equipamiento complejo y especialistas en ciberseguridad, mitigar los riesgos cibernéticos.

Los Servicios de Seguridad Administrada ofrecen esquemas de protección acordes con los niveles de riesgo que cada compañía decide asumir. De esta forma garantizan que su información esté a salvo y que no se vea afectada la continuidad del negocio como consecuencia de un ciberataque.

En un contexto donde la digitalización de las operaciones ha sido la clave para seguir funcionando, no hay que dejar librado al azar y ni a soluciones básicas la seguridad de toda nuestra compañía.

En Sofrecom contamos con las soluciones de nuestro partner #Fortinet, líder en ciberseguridad, con las cuales podemos diseñar una estrategia de protección cibernética a la medida de las necesidades de tu empresa.

BLOG

Relacionados

¿Tienes algún
proyecto en mente?