De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), durante el primer trimestre del 2021 la tasa de desocupación se ubicó en un 10,2%, alcanzando a 1,3 millones de trabajadores.

Sin embargo, los desempleados no son los únicos que tienen inconvenientes al momento de realizar búsquedas laborales. Una investigación realizada por la consultora de recursos humanos ManpowerGroup en 43 países indicó que el 69% de las compañías auditadas atraviesa una fase de escasez de talento.

El informe reveló que en la Argentina el 72% de los empleadores tienen dificultades para encontrar los perfiles que necesitan para cubrir las posiciones dentro del mercado laboral. Según la pesquisa, en el 2019 este valor alcanzaba el 50%, lo que evidencia un marcado y preocupante aumento.

En nuestro país los puestos más difíciles de cubrir corresponden a las áreas de Operaciones y Logística, Tecnología de la Información (IT) y Manufacturas y Producción.

El rubro tecnológico atraviesa una situación particular. De acuerdo a lo que indica Matías Ghidini, general manager de una de las consultoras de recursos humanos más prestigiosas del país, desde hace 10 años en el sector IT quedan sin cubrir entre 5000 y 10000 posiciones por año, aunque se ofrezcan remuneraciones un 40% por encima del salario medio.

El Córdoba Technology Cluster (CTC) puso de manifiesto esta tendencia en su último Monitor Estadístico TIC, instrumento que reveló que el 64,8% de los empresarios del software de esta provincia tiene inconvenientes para encontrar recursos disponibles en el mercado laboral.

La demanda insatisfecha de talento se acentuó en los últimos meses haciendo más difícil la incorporación de nuevos colaboradores e incluso la retención de los trabajadores contratados debido a la creciente brecha cambiaria con las empresas del exterior.

Los servicios tradicionales de manpower IT tampoco pueden sortear estas dificultades y la rotación de personal está afectando el delivery de los proyectos de desarrollo y en muchos casos frenando los planes de expansión de las empresas. 

 

Células de trabajo: un enfoque ágil apuntado a la optimización

La adopción de una Metodología Agile basada en células/squads de trabajo es una de las claves que deben implementar las áreas de IT para hacer frente al panorama complejo en cuanto a la contratación y retención del personal.

El enfoque de squads agiles consiste en la creación de equipos multidisciplinarios de entre 5 y 10 personas que combinan sus diferentes cualidades. 

Es una forma de abordar las tareas que se basa en una metodología ágil en la cual cada miembro del equipo es autónomo y tiene su propio rol, pero a la vez se relaciona con los demás de manera constante.

De esta forma, se potencia la creatividad individual y se impulsa la productividad colectiva de manera coordinada y simultánea.

En las células de trabajo la totalidad del equipo debe entender el negocio para poder crear soluciones que atiendan las necesidades y los objetivos del proyecto, a fin de desarrollar y entregar un producto que cumpla con las expectativas.

Esta metodología deja de lado el modelo estándar basado en jerarquías fijas y estáticas, modificando el papel del gerente de proyecto, quien en vez de gestionar las comunicaciones y la transferencia de responsabilidades entre equipos funcionales, debe asegurarse que cada célula entregue sus módulos en tiempo y forma.

Las células de trabajo cambiaron el paradigma de la construcción de software y de los proyectos tecnológicos, transformándose en una de las formas de modalidades más elegidas por las compañías.

 

Los beneficios de trabajar con células de trabajo

¿Por qué decimos que las células de trabajo se revelan como un enfoque ágil que optimiza la operatoria de las áreas de desarrollo de software? Debido a que su implementación reporta numerosas ventajas para las organizaciones. 

En Sofrecom somos especialistas en conformarlas e implementarlas con estos beneficios:

Mejora los niveles de calidad y cumplimiento de plazos

Basado en el soporte metodológico propuesto por Sofrecom que se adapta a las características y objetivos del cliente.

Esta modalidad permite adecuar la configuración de equipos de trabajo teniendo en cuenta los recursos de los clientes o de otros proveedores a la vez que brinda la posibilidad de dimensionar el servicio alineándolo a las necesidades del negocio.

Establece acuerdos a nivel servicio para medir la prestación

Las células de trabajo permiten medir y controlar la prestación y potencian la toma de decisiones en base a indicadores de la gestión definidos en conjunto, apuntando a la mejora continua del servicio.

Optimiza las tareas del sector de RRHH y mejora la gestión del talento

Facilita las tareas de recruiting, capacitación multiskilling, coaching, desarrollo de nuevos talentos a partir del Centro de Especialización Profesional apuntando a la generación de recursos capacitados específicamente para el servicio, sin que esto genere para el cliente ningún tipo de gastos de entrenamiento.

Fomenta el desarrollo de responsabilidades individuales y colectivas

Al interior de una célula de trabajo cada miembro se desempeña en su particularidad pero asume la responsabilidad de todo el proceso.

En consecuencia, se ejecutan acciones coordinadas en cada estadio y se alienta el crecimiento del compromiso individual y colectivo de manera simultánea.

Mejora la comunicación

Las células de trabajo facilitan la intercomunicación entre los miembros y reducen los retrasos derivados de la falta de coordinación.

Cada uno de los integrantes de una célula puede comunicarse y recibir feedback de manera directa. De este modo se hace más sencillo lidiar con cambios de requisitos, actualizaciones, errores y acomodar el trabajo actual y tomar decisiones a futuro.

Acorta las interacciones

Trabajar con células de trabajo ayuda a implementar ciclos más cortos para las pruebas y testeos, ya que la coordinación se simplifica cuando las interacciones se mantienen dentro de un grupo pequeño de personas.

Debido a que cada célula trabaja de extremo a extremo los módulos de aplicación es posible impulsar la coordinación, acortar las interacciones y mejorar el costo, la calidad y la velocidad de los proyectos.

Sofrecom, un aliado clave para las áreas de IT

En Sofrecom trabajamos con un enfoque de desarrollo ágil que se adapta a los cambios y evoluciones del mercado, adecuando los requisitos y las soluciones de acuerdo a las necesidades del cliente.

El diferencial de nuestro servicio de células de trabajo está dado por:  

  • Nuestro Centro de Excelencia (CE) dedicado al mejoramiento continuo a partir de un staffing escalable que promueve el delivery administrado con metodologías ágiles y mejores prácticas. También constituye una herramienta para brindar soporte frente a problemas operativos, colaborando en la definición y ejecución del roadmap tecnológico, velando por la performance del equipo y minimizando la rotación de recursos.
  • Nuestro Centro de Especialización de Profesionales que cuenta con un proceso de reclutamiento de nuevos talentos que se capacitan y especializan de acuerdo a las necesidades del cliente, garantizando así una pirámide de seniority adecuada al servicio. Este enfoque ayuda a mantener los recursos capacitados de manera multi-skilling, con base en la aplicación de la Metodología Agile y en la utilización de las herramientas disponibles con el objetivo de lograr eficiencia en la entrega de resultados del servicio.
  • La gestión integral de la célula de trabajo con análisis de métricas para impulsar acciones de mejora continua

Con más de 29 años de presencia en el mercado local y regional, en Sofrecom nos especializamos en transformación digital y brindamos soluciones IT para optimizar los procesos, potenciar las capacidades y mejorar la performance de nuestros clientes.

 

BLOG

Relacionados

¿Tienes algún
proyecto en mente?