Si bien la digitalización ya lleva años sumándose a las operaciones de gran cantidad de empresas a lo largo del mundo, muchas tareas siguen siendo asignadas al personal para realizar de forma manual.

Muchas de estas tareas se tratan de copiar y pegar información de una plataforma a otra, actualizar datos a diario, procesar pedidos u órdenes de trabajo, generando errores involuntarios y demandando mucho tiempo a quienes las realizan. 

Este tipo de tareas repetitivas pueden automatizarse mediante robots de software que reducen la intervención humana y logran mayor precisión, eliminando errores y aumentando la productividad, porque pueden programarse para trabajar las 24 horas. 

Para mostrarte los beneficios que puede generar la automatización en tu organización, vamos a presentarte algunos ejemplos de procesos sensibles que automatizamos en una compañía de seguros de primera línea para optimizar su funcionamiento.

  • Actualización de cotizaciones: La información de las cotizaciones de una serie de monedas extranjeras se obtiene de manera automática de una fuente predefinida, se valida previendo que no supere una variación límite ya seteada y se carga en los sistemas en forma automatizada. Por último, se crea una planilla con la constancia de carga de los datos que es enviada automáticamente a una dirección de email predeterminada.
  • Cambio en pólizas: Al realizar un alta o cambio en una póliza se implementó un  proceso automatizado que consiste en la toma de datos de una planilla, conexión y actualización en los diversos sistemas de la empresa, y finaliza enviando al usuario una constancia de que la actualización se llevó a cabo correctamente o informa si hubo errores.
  • Ajuste de sumas: Al producirse un cambio en las tasas de las diferentes coberturas, se puede actualizar la información automáticamente en los sistemas, lo que genera un log de registro e informa a los usuarios de la actualización realizada. 

Implementar la automatización para optimizar operaciones no solo logra que se agilicen los procesos, sino que también permite que el personal que está abocado a realizar esas tareas manualmente, o a través del uso de distintas plataformas, pueda dedicarse a la realización de tareas de mayor relevancia.

 

¿Cómo lo hacemos desde Sofrecom?

Este tipo de procesos de automatización pueden desarrollarse de manera secuencial o en forma paralela, y son de corta duración (entre 3 y 6 meses dependiendo de la complejidad de la solución).

En Sofrecom conformamos un equipo que interactúa con el usuario final (key user) de la solución y un responsable del seguimiento del proyecto asignado por la empresa. La dedicación requerida a estos interlocutores es menor al 10% del tiempo neto que requiere poner en marcha el proyecto.

Actualmente, casi un 40% de las empresas comenzaron proyectos de automatización con distintas tecnologías y recursos. Se trata de una herramienta clave para lograr que las organizaciones se vuelvan más eficientes, ya que no solo ayuda a agilizar los tiempos, sino también a reducir costos y evitar errores.  

Desde Sofrecom, te ofrecemos soluciones para que puedas dar el salto a la automatización con resultados reales. ¡No dudes en contactarnos para asesorarte!

BLOG

Relacionados

¿Tienes algún
proyecto en mente?